Cambia la forma de comunicar y gestionar los elementos de la PVE, el empleado es el responsable de gestionarla con la máxima personalización, accesibilidad y seguridad jurídica.

​La Dirección de Personas transforma su rol, reduciendo al máximo las gestiones administrativas de forma reactiva a las peticiones del empleado para centrarse en la definición la estrategia, los planes de acción y su seguimiento como analista y consultor a todas las áreas.

Las soluciones de Compensa Capital Humano toman al mando intermedio como el máximo responsable en la cadena de valor en la comunicación y asesoramiento a su equipo, ya que es la persona más próxima al colaborador y el que conoce mejor sus necesidades.

El empleado mejora su experiencia en la organización con su manager como referente para la comunicación y gestión de la PVE, siendo esta más directa y atendiendo a sus necesidades laborales y personales.