En el caso del seguro de accidentes, también se considerará retribución en especie sujeta al impuesto excepto en los casos en que se trate de un seguro de accidente laboral o de responsabilidad civil sobrevenido a los trabajadores en el ejercicio de sus actividades laborales. Para que se puedan considerar exentas las primas en este último caso, es requisito imprescindible que el seguro cubra única y exclusivamente el riesgo de accidente laboral o de responsabilidad civil del trabajador.