Si estás utilizando el transporte público para ir a la oficina, puedes obtener un beneficio fiscal si contratas la tarjeta de pago a través de retribución flexible ya que están exentos de IRPF* hasta 1.500 euros al año (en 11 meses). Podrás obtener tu título de transporte para el desplazamiento de tu domicilio al centro de trabajo, incluso si se trata de un abono mensual, y la empresa te descontará esas cantidades de tu salario bruto (antes de impuestos).

*No aplicable en País Vasco por su propia normativa.