La gestión de la PVE por parte de la organización implica el análisis del ROI en los elementos que la conforman, y por tanto, la fijación de indicadores y objetivos para cada medida y colectivo de interés.

El ROI de la PVE como elemento para la toma de decisiones

La gestión de la PVE por parte de la organización implica el análisis del ROI en los elementos que la conforman, y, por tanto, la fijación de indicadores y objetivos para cada medida y colectivo de interés.

La obtención del ROI de cada uno de los elementos que componen la PVE en base al conocimiento, uso, satisfacción o flexibilidad permitirá a la Dirección de Personas tomar decisiones y adaptar la Propuesta de valor al Empleado, siempre que sea necesario, para obtener los mejores resultados para la motivación y atracción de talento.

Los empleados dispondrán de una PVE que se adapte a sus necesidades sociodemográficas y organizativas actuales y futuras, convirtiéndose en el eje que guie su experiencia en la organización.