Las empresas manifiestan la creciente dificultad de atraer, vincular y motivar a los mejores profesionales. Los modelos retributivos, basados exclusivamente en una retribución dineraria y un escaso y homogéneo paquete de beneficios sociales, se han quedado obsoletos al haber cambiado radicalmente el entorno donde se desarrolla la relación laboral entre la Empresa y Profesional. El gran reto es integrar un nuevo modelo de relación laboral donde el principal protagonista es la persona.

Estamos obligados a revisar todo lo que antes era válido en un momento donde las Compañías buscan nuevas fórmulas retributivas que les permitan pagar mejor en modelos basados en una eficacia y eficiencia retributiva:

  • Eficacia Retributiva

    Debemos contar con una estrategia retributiva que permita atraer y fidelizar a los mejores Profesionales para alcanzar los objetivos definidos por las Organizaciones.

  • Eficiencia Retributiva

    Nuevas políticas retributivas que permitan pagar mejor, maximizando de la percepción de valor del Profesional por todos los esfuerzos que realiza la Organización.

Los esfuerzos por mantener una fuerza de trabajo comprometida y orientada al negocio se dirigen a disponer de una Propuesta de Valor al Empleado (en adelante, PVE) personalizada basada en una estrategia de Compensación Total, es decir, todo aquello que un Colaborador, o candidato a serlo, percibe como contraprestación a su decisión de trabajar en nuestra Organización.

Nuestras soluciones